Sign up with your email address to be the first to know about new products, VIP offers, blog features & more.

Los CAMEL han sido, son y serán la vanguardia para movilizar el conocimiento

Leonardo Picón Lobo *

“Conectarse”. “Enseñar a conectarse”. “Aprender a conectarse”. Son palabras citadas por el doctor Luis Ordóñez en el muy lejano 2011 al referirse al desarrollo de las tecnologías de información, comunicación y educativas, con motivo del primer Curso Abierto Masivo en Línea (CAMEL), una traducción literal del acrónimo Massive Online Open Course (MOOC).

         ¿De dónde vienen los Camel? En la Fundación InterConectados, como institución interesada en la movilización de conocimientos, que vinculan a quienes lo tienen con quienes lo necesitan, se detectó la importancia de estructurar una unidad de aprendizaje social, informal y fundamentalmente colaborativo, como el reto final para una comunidad latinoamericana en principio poco abierta a compartir, colaborar y participar en procesos como “haz red y conéctate con quien tú quieras”.

          La tendencia conectivista desarrollada a principios de siglo por los investigadores George Siemens y Stephens Downes significó el respaldo metodológico y bibliográfico, y el MOOC para algunos referentes nació como término en 2008.

         Los CAMEL se orientaron mayoritariamente hacia los xMOOC, unos cursos estructurados “con definiciones explícitas de las competencias a alcanzar y por las que se programan ciertas definiciones o tareas”. Siendo esto más afín a los objetivos de InterConectados, los CAMEL de la fundación forman parte de una estrategia para la movilización de conocimiento, al vincular a los que lo poseen o lo producen con sus usuarios ¿Cuál es la mejor manera? “Conectarse”. “Enseñar a conectarse”. “Aprender a conectarse”.

         En la historia de los CAMEL de InterConectados, cuya última promoción salió el año pasado, más de doscientos profesionales, docentes, estudiantes universitarios de pregrado, maestrías y doctorados, investigadores, científicos y tomadores de decisiones de políticas públicas, de Venezuela y del extranjero, asumieron el reto de “enfrentarse” a un espacio colaborativo y abierto, donde todos pueden participar y aportar y la dinámica de un CAMEL puede ser totalmente diferente a otra, de acuerdo a las propuestas y a la mismas competencias de los cursantes.

         Ellos tienen la oportunidad de crear su propio espacio colaborativo aún sin conocerse personalmente, de plantear problemas, hipótesis y soluciones, de ambientarse en circunstancias de problemas complejos gracias a una metodología producto del estudio, la reflexión y la experiencia. Luego de la misma, siempre ha sido para los facilitadores y docentes del CAMEL una experiencia que permite mejorar las versiones anteriores.

         El aprendizaje masivo en línea es una necesidad expansiva a raíz de una de las tantas consecuencias surgidas de la pandemia. Los sistemas educativos necesitan replantearse como impartir y generar conocimientos, y requieren de la optimización en las Tecnologías de Información y Comunicación (TIC).

         InterConectados, a través de esos cursos, tiene una base de datos de personal con diversos conocimientos que puede contribuir a solucionar el problema de otro, bien sea una universidad, una entidad de la administración pública o una empresa privada. Es a través de la historia de los CAMEL, uno de los programas bandera de la institución, que el conocimiento se puede movilizar, para el final empoderamiento de los ciudadanos, que aprovechan la tecnología para su beneficio.

        Lo mejor sobre los CAMEL está por llegar. Aún le queda mucho por contar en las versiones por venir.

 ¿Cómo? “Conectarse”. “Enseñar a conectarse”. “Aprender a conectarse”.

 

*Comunicador Social.

 

Referencias:

Primera experiencia de CAMEL (MOOC) en Venezuela:

https://www.youtube.com/watch?v=5aBzTsGFj3s

https://bitacora.interconectados.org/los-camel-de-interconectados-seran-presentados-en-viii-foro-invertido-movilizacion-de-conocimiento-entre-universidad-y-sociedad/

https://bitacora.interconectados.org/complejidad-colaboracion-y-tics/

 

1 Comentario
  • Henry Vazquez
    marzo 3, 2021

    Como testigo de primera línea, puedo afirmar la contribución de los CAMEL en mi experticia personal y profesional. Haber cursado los CAMEL (CAMEL 1 y CAMEL 2), me permitieron desarrollar mis conocimientos en las herramientas informáticas básicas, conocer las herramientas informáticas para la colaboración e integrar equipos colaborativos con otras personas que no conocía. Esta experiencia, ratifica la movilización de conocimientos que expresa la Fundación InterConectados y los procesos de gestión del conocimiento en todas sus dimensiones: generación, difusión, transferencia y aplicación. Por todo ello, mil agradecimientos.

¿Qué opina?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: