Equipos Interdisciplinarios para atacar problemas complejos: Algunas ignorancias conocidas

Cada día se hace más evidente la necesidad de capacitar  personas en competencias para resolver problemas complejos, las también llamadas “situaciones espagueti” por Alexander de Haas (co-autor del libro Solving Complex Problems), puesto que la interacción entre ciertas capacidades y el conocimiento debería poder ayudar a resolver la complejidad. Sin embargo; de los cuatro tipos de conocimiento que existen, de acuerdo con la profesora Ann Kerwin (lo que sabemos, los que no sabemos que sabemos, lo que sabemos que ignoramos y lo que ignoramos que ignoramos, ver imagen), son más las cosas que sabemos que ignoramos que lo que nos agradaría reconocer. Esto se agudiza o nos coloca  en mayor desventaja, en particular en nuestro mundo de lengua castellana, como lo demuestra el hecho de que al buscar en Google Académico la frase “Solución de problemas complejos” aparecen 437.000 entradas, solo una fracción de las que aparecen al realizar la búsqueda en idioma inglés (3.260.000 entradas al buscar “Complex-Problem-solving”).

Para el tema que nos ocupa, entre las ignorancias conocidas, al menos para quien esto escribe, reconocemos la falta de conocimientos acerca de lo que es un sistema complejo, y en las áreas que tienen que ver con la gestión de los equipos que deben estudiar dichos problemas, donde podemos resaltar ignorancias en: i) conformación,  evolución e interacción con otros equipos: ii) en el papel, aparición y distribución de los liderazgos en los equipos a lo largo de los procesos y; iii) en la identificación de instancias de decisión y actores involucrados, por solo nombrar algunos, hasta llegar a las ignorancias acerca del problema de los aspectos culturales a la hora de considerar la eficiencia de los equipos.

Todas estas “ignorancias” deben ser consideradas cuando decidimos iniciar procesos de análisis de problemas complejos, si es que que queremos llegar a resultados positivos. Desde esta perspectiva podemos preguntarnos: ¿Quién decide que un problema debe ser objeto de análisis? ¿Cuál papel asigna a los otros investigadores (académicos o no) invitados? ¿Ve al grupo meramente como una instancia de cooperación, o lo ve como un equipo colaborativo? ¿Cuándo decidir que un problema ha sido suficientemente estudiado y se puede pasar a la etapa de aportar soluciones por la vía de influenciar las políticas públicas? Lo más importante, ¿en qué momento podemos concluir que hemos definido claramente el problema a resolver, y tenemos alternativas de acción para enfrentarlo?

Requerimos prepararnos para poder enfrentar el desafío que nos plantean las interrogantes anteriores, la capacitación en estos temas se vuelve cada día más importante para los docentes universitarios y todos aquellos con la responsabilidad de resolver problemas que surgen en sus organizaciones o responsabilidades.

Acerca de InterConectados

Investigador y docente en el área de la movilización de conocimiento entre la universidad y la sociedad. Interacciones individuo-universidad-sociedad como sistema complejo.
Esta entrada fue publicada en Publicaciones. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Equipos Interdisciplinarios para atacar problemas complejos: Algunas ignorancias conocidas

  1. Hector Polanco dijo:

    Muy pertinente la iniciativa, creo que desde hace mucho tiempo hemos visto las relacionas y actividades de los seres humanos de manera aislada, considerando que no existe interconexion entre ellas y eso ha traído como consecuencia una diversidad de confusiones a la hora de abordar la solución a los problemas que se presentan en la sociedad. Es necesario ampliar la visión y empezar a preparar a todos los involucrados en en el sostenimiento del bienestar social, iniciando por las universidades y su personal docente, que son los formadores naturales del resto de las instituciones. Así que hay que mirar hacia el futuro, con una mirada compleja, donde al mismo tiempo podamos ver las diferentes interacciones de los factores actuantes en el acontecer social..

    • InterConectados dijo:

      Excelente, esa es la idea. Todo docente universitario que realice investigación debe tener experiencia en la gestión de equipos complejos, incluso cuando no asuma liderazgo alguno en el proceso. Es fundamental para lograr el que la universidad movilice conocimiento requerido por la sociedad. Ahora bien, las tesis de licenciatura, maestría y doctorado insisten en la necesidad de realizar investigación individual. ¿Cómo resolvemos el dilema?

  2. Yveliss Vázquez dijo:

    Debo decir, que lo que más me gusto de estas líneas es reconocer que soy ignorante hasta en lo que creo conozco, la dinámica que nos envuelve el día a día y el cambio permanente en todas y cada una de las cosas que abordamos nos obliga a estar aprendiendo y asociarnos para lograr resolver problemas con mayor eficiencia. Las universidades deberían ser, a nuestro juicio los espacios por excelencia donde se reconoce la ignorancia y se trabaja en grupos colaborativos para abordar el tan esquivo Conocimiento; para que este a su vez contribuya en la resolución de problemas de la sociedad. No pertenezco a la comunidad universitaria, sin embargo mi experiencia en el trabajo colaborativo ha sido dura, existen actitudes y aptitudes, que ahora sé, no he desarrollado y que debo trabajar, para tener la capacidad de colaborar. Si existen herramientas para enfrentar el desafío las tomaré. Gracias.

  3. Esta publicación nos conduce por escenarios enmarcados dentro del paradigma de la 4ta. Revolución Industrial, caracterizada por la velocidad de cambio en el conocimiento y por la atención a problemas complejos. A su vez, los problemas complejos, exigen el establecimiento de enfoques interdisciplinarios con la participación de expertos y grupos de investigación. Ahora bien, surge la siguiente interrogante: cómo se conformarían estos equipos de investigaciones interdisciplinarias colaborativas? En este contexto, estamos trabajando una investigación, dirigida a propiciar la participación de postdoctorantes en equipos de investigación para desarrollar trabajos colaborativos interdisciplinarios, en los cuales se precise el intercambio con sus pares fortaleciendo los flujos de conocimiento transdisciplinario, surja el intercambio de saberes entre diferentes disciplinas, se fortalezca la movilización de conocimiento y se generen las innovaciones necesarias para la transformación del país. Reiteramos la invitación para unirse a estos esfuerzos.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.